Accessibility
  • Change text size

    • Normal Text
    • Medium Text
    • Large Text
  • Contrast

    • Black&white
    • High
    • Normal
  • Display

    • Cursor White
    • Cursor Black
  •  

Pioneering the Future

Usted está aquí

Recomendaciones nutricionales para los frutales de hueso

El cultivo de los frutales de hueso necesita de los elementos nutricionales esenciales para su desarrollo. Aunque la cantidad que necesita la planta de cada uno de ellos es diferente, todos son fundamentales para el desarrollo adecuado del cultivo y la falta o exceso de alguno de ellos produciría problemas en el desarrollo del cultivo. Para conocer la cantidad de nutrientes que debemos aplicar a nuestro cultivo debemos tener en cuenta diferentes parámetros:


1. El nivel de fertilidad o el estado nutricional de nuestro suelo.
2. La interrelación existente entre los nutrientes del medio de cultivo. En ocasiones una alta concentración de un     nutriente puede ser antagonista de otro y por tanto disminuye la disponibilidad de este elemento.
3. La eficiencia del tipo de fertilizante utilizado.
4. La extracción de nutrientes que realiza nuestro cultivo separada por cada fase de cultivo. Esta extracción dependerá  de la producción final esperada.

 

Utilizar cantidades inadecuadas, inferiores o excesivas de algún nutriente, nos aleja de conseguir el objetivo del abonado que es el adecuar la incorporación de nutrientes a las necesidades de los cultivos maximizando el aprovechamiento de estos.


Una vez obtenido un resultado valorando los parámetros anteriores, estos deberían ser modificados dependiendo del resultado que tengamos en el análisis foliar que deberíamos hacer anualmente. Las muestras foliares para el análisis deben ser recogidas desde mediados de julio hasta mediados de agosto. La Tabla 1 enumera las concentraciones foliares recomendadas de los elementos fundamentales para el cultivo de los frutales de hueso.

Tabla

 

Una vez conocida la cantidad de cada uno de los nutrientes que es necesario para el cultivo de los frutales, en cada fase del cultivo, tenemos que decidir el sistema de aplicación
más adecuado. Haifa recomienda para cultivos de regadío Nutrigación™ (fertirrigación), que es el suministro de nutrientes puros a la planta a través del sistema de riego, ofreciendo nutrientes
esenciales precisamente en el área de mayor actividad radicular. Los programas de Nutrigación™ perfectamente equilibrados de Haifa ofrecen a las plantas la cantidad exacta de
nutrientes necesaria para un desarrollo óptimo de este cultivo.

 

A continuación debemos decidir el tipo de fertilizante que vamos a utilizar para cubrir estas necesidades nutricionales. Haifa recomienda como fuente de potasio para Nutrigacion™ el nitrato potásico (Multi-K™), que representa una fuente única en términos de valor nutricional, eficiencia y aplicación, conteniendo un 100% de macronutrientes para la planta: Potasio (K) y Nitrato-Nitrógeno(N-N03). El nitrato potásico no contiene cloruro, sodio o cualquier otro elemento perjudicial para estos cultivos.
Además de Multi-K™, Haifa fabrica y comercializa una extensa selección de fertilizantes solubles en agua, que nos permite suministrar todo los nutrientes necesarios para las plantas mediante la Nutrigacion™.
A continuación vamos a presentar diferentes programas de Nutrigacion para diferentes cultivos frutales con una producción media esperada y un suelo de fertilidad medio, usando fertilizantes sólidos solubles. Para la programación de un plan de Nutrigacion™ con una producción esperada definida y condiciones de cultivo diferentes, consulte con nuestro responsable de Haifa en la zona.

Tablas

 

Recomendaciones nutricionales para los frutales de hueso